SAPS-II Extendido

 SAPS-II Extendido

 

SAPS-II Expanded

Modo de Admisión:
Enfermedades crónicas:
Escala de Coma de Glasgow:
Edad:
Presión Arterial Sistólica:
Frecuencia cardiaca:
Temperatura (grados C):
pO2 / FiO2 (si el paciente está en VM o CPAP):
Diuresis diaria (en Litros):
Urea sérica:
Leucocitos:
Potasio sérico:
Sodio sérico:
Bicarbonato sérico:
Bilirrubina (si el paciente está ictérico):


Edad:
Sexo:
Tiempo de hospitalización previo al ingreso en UCI:
Procedencia del paciente:
Patología Médica:
¿Sufre el enfermo una intoxicación?:




Puntuación SAPS-II:

Puntuación SAPS-Expandido:

Logit:

Mortalidad predicha:  %


 El sistema de evaluación de la gravedad SAPS-II, fué desarrollado en 1993 por Le Gall y colaboradores, siguiendo las mismas líneas que llevaron al desarrollo del APACHE y APACHE-II, es decir, una idea homeostática, según la cual cuanta mayor sea la desviación de una serie de constante fisiológicas de los valores normales, la gravedad del enfermo aumenta. En relación con el APACHE-II, es algo más sencillo al emplear menor número de parámetros. De ahí el nombre "Simplified Acute Physiologic Score". Comparte con el APACHE el que el cálculo se efectúa con los peores valores de las primeras 24 horas tras el ingreso del paciente en la UCI, y solamente vuelve a recalcularse si el enfermo reingresa tras el alta. Está pensado para calcularse en pacientes de edad mayor de 15 años. Según los autores su correlación con la gravedad en un amplio abanico de patologías es algo mejor que la del APACHE-II.

Del mismo modo que ocurrió con el APACHE-II, cuya exactitud en el pronóstico se mejoró mediante la utilización, posterior a su cálculo inicial, de un factor dependiente del motivo de ingreso, en 2005, los creadores del SAPS-II publicaron el "SAPS-II Expanded", utilizando para el cálculo pronóstico otras variables, que daban al cálculo mayor precisión. No obstante, tanto el empleo del APACHE-II, como del SAPS-II "sencillos" es a menudo suficiente para la actividad diaria de las UCIs.

Definición de las variables:

Edad: Edad del paciente en años según el último aniversario.

En todas las variables se tomará como valor el más desfavorable.

Si el paciente no está en Ventilación mecánica o con CPAP, dejar el item sin marcar

Si no se dispone de diuresis de 24 horas, hacer el cálculo con la diuresis recogida y el periodo de tiempo de recogida, extrapolándolo a 24 horas

En el caso de la urea sanguínea, y de la bilirrubina (si el enfermo está ictérico), tomar el valor más alto recogido

En el caso de la puntuación en la escala de Glasgow, tomar el valor más bajo registrado. Si el paciente está sedado, tomar la puntuación más baja de antes de la sedación.

Tipo de admisión:

Quirúrgica: Enfermo intervenido quirúrgicamente dentro de la semana precedente, o procedente directamente del quirófano.

Cirugía no programada: Decisión de la intervención menos de 24 horas antes de proceder a ella.

Cirugía programada: Intervención decidida al menos 24 horas antes de la intervención

Enfermedad médica: Enfermo no intervenido quirúrgicamente, o intervenido al menos una semana antes del ingreso en la UCI. Los enfermos traumatológicos no intervenidos, se consideran médicos.

Patología:

SIDA: HIV positivo con complicaciones propias, como neumonía por Pneumocystis carinii, un sarcoma de Kaposi, un linfoma, una tuberculosis, una toxoplasmosis, etc.

Enfermedad maligna hematológica: Leucemia aguda, linfoma, mieloma múltiple, etc.

Cancer: Diagnosticado por biopsia, cirugía, TAC u otro método.

Observaciones:

Si el enfermo permanece en la UCI menos de 24 h, excepto para la orina, cuya cantidad se extrapolará a 24 horas, los valores utilizados serán los peores del periodo de estancia.

En caso de Parada Cardiorespiratoria, contar un ritmo cardiaco de 0; una PAS de 0, y un GCS menor de 6.

Referencias:

Le Gall JR, Lemeshow S, Saulnier F: A new simplified acute physiologic score (SAPS-II) based on a European/North-American multicenter study. JAMA 1993;270:2957-63

Le Gall JR, Newmann A, Hemery F, et al: Mortality validation using SAPS-II. An update for French intensive care units. Crit Care Med 2005;9:R645-R652

 

Información adicional