Sevilla, 6 de mayo de 2020.  El grupo de trabajo de infecciones de la Sociedad Andaluza de Medicina Intensiva y Unidades Coronarias, SAMIUC, lleva trabajando activamente desde hace meses en la lucha frente a la pandemia causada por coronavirus, emitiendo informes semanales de la situación clínica en las UCI de Andalucía. Estos informes reflejan la coordinación entre todas ellas compartiendo información clínica y protocolos de actuación actualizados. Como, por ejemplo, estrategias de comunicación entre pacientes ingresados en UCI y familiares debido a las condiciones de aislamiento. Los cuidados al final de la vida han sido siempre una prioridad en la atención de los pacientes críticos y la actual epidemia y las circunstancias que le caracterizan no han supuesto un freno sino más bien un reto de los intensivistas en ofrecer los mejores cuidados al final de la vida a estos pacientes y sus familiares.

Desde SAMIUC, ya en el mes de marzo, se trabajaron los planes de contingencia y prepararon las UCI para las semanas siguientes organizándose desde un punto de vista estructural y funcional. Se han realizado videoconferencias entre los jefes de servicio de las UCI, dirigidas y coordinadas por su presidenta, la Dra. Carmen de la Fuente, estableciéndose los planes de actuación. Para la Dra. De la Fuente “el esfuerzo de los profesionales de las UCI es inmenso, con unas jornadas laborales con cargas de trabajo duras y agotadoras que compaginan con la colaboración en este registro y con su vida familiar. La respuesta de todas las UCI está siendo espectacular”.

Mediante los informes semanales se comparte información valiosa que permite, de forma dinámica, coordinada y actualizada, mejorar la atención de los pacientes críticos y contrastar información clínica en tiempo real. En palabras del coordinador del Grupo de Trabajo de enfermedades infecciosas de la SAMIUC, el Dr. Ángel Estella, el informe de esta semana va “necesariamente dedicado a los profesionales sanitarios afectados por la infección por coronavirus y a los compañeros que han fallecido. Nuestra solidaridad con sus familiares no solo se refleja en los mensajes de apoyo sino en asegurar que se cuentan con suficientes equipos de protección individual para realizar nuestro trabajo”. Una demanda que ya quedó manifiesta al comienzo de la pandemia, en el informe que este Grupo de Trabajo emitió el pasado 22 de marzo, y en el que se advertía sobre la seguridad de los profesionales: “es fundamental que se procure garantizar la seguridad de los profesionales, la escasez de recursos materiales descrita en otras comunidades va ligada a un serio problema de bajas de personal de intensivos que no nos podemos permitir en estos tiempos”.

En colaboración con la SEMICYUC (Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias), desde el grupo de trabajo de Bioética se enfatizaba también en este aspecto[i]:

  • La seguridad del profesional sanitario es una obligación ética en situación de epidemia.
  • Los profesionales sanitarios atenderán a los pacientes con sospecha o confirmación de infección por COVID-19 con las medidas de protección recomendadas por las organizaciones sanitarias y sociedades científicas, y es una obligación ética protegerse para no ser vectores de la enfermedad en otros pacientes.

Aunque ha disminuido la velocidad de ingresos de casos nuevos en los últimos días, más de 175 pacientes continúan actualmente ingresados en las UCI andaluzas, y el esfuerzo de los intensivistas no va a cesar procurando los mejores cuidados para los pacientes.

Desde SAMIUC se afronta las próximas semanas con el objeto de reestructurar las cargas de trabajo y atención a pacientes críticos, tanto afectados por coronavirus como por otros motivos. De forma progresiva se va a producir en otros servicios la vuelta a la actividad previa a la epidemia y ello repercutirá en la actividad de las UCI, que tendrá que atender también a esa demanda. “Pero no hemos de bajar la guardia ni decaer ante esta enfermedad, seguimos alerta y hemos de prever la posibilidad de repuntes de casos planificando dicha posibilidad”, concluye el Dr. Estella.

[i] Recomendaciones de “hacer” y “no hacer” en el tratamiento de los pacientes críticos ante la pandemia por coronavirus causante de COVID-19 de los Grupos de Trabajo de la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC). Medicina intensiva (2020): https://doi.org/10.1016/j.medin.2020.04.001

 

Nota SAMIUC mayo 2020 def