Mortality Prediction Models (MPM-II): Al ingreso

Mortality Probability Models (MPM-II): Al ingreso

 

 

Mortality Probability Models II-0 (MPM-II-0)

Edad del enfermo (años):

Cirrosis hepática:
Metástasis de neoplasias:
Insuficiencia renal sin fallo agudo:
Fallo renal agudo:
Arritmia:
Ingreso para cirugía urgente:
RCP previa al ingreso en UCI:
Frec. Cardiaca > 150/min en la hora anterior o posterior al ingreso en UCI:
TA menor o igual a 90 en el mismo periodo:
Glasgow menor de 5 puntos al ingreso en UCI:
Paciente en Ventilación mecánica:
Paciente con efecto masa intracraneal:
ACV:
Hemorragia gastrointestinal:




Mortalidad Intrahospitalaria %


Supervivencia Intrahospitalaria %


 


Se trata de uno de los evaluadores de la probabilidad de muerte o supervivencia de los enfermos ingresados en la UCI. En este caso se trata del modelo empleado para la evaluación inicial, al ingreso del enfermo en la UCI. Se basa en 15 variables, fácilmente accesibles, pues, salvo la frecuencia cardiaca y al TA, el resto pueden obtenerse de la propia historia clínica del enfermo. Para su desarrollo se emplearon datos obtenidos de 12610 pacientes, y para su validación, los de otros 6514. Se excluyeron del modelo los enfermos menores de 18 años, los quemados, los coronarios y los sometidos a cirugía cardiaca. La relación entre el modelo y los controles fué muy buena, y la discriminación era buena (Curvas ROC entre o.837 y 0.824). Con respecto a otros modelos (SAPS, APACHE, etc., tiene la ventaja de ser el único que dispone de un instrumento para evaluar la supervivencia probable al ingreso del enfermo, ya que todos los demás, se evalúan a las 24 horas del ingreso. También es ventajoso el que requiera de variables no complejas o solo obtenibles mediante exploraciones previas o pruebas de laboratorio.

 

Referencias:

Lemeshow S, Teres D, Klar J, et al.: Mortality Probability Models (MPM-II) based on an International cohort of intensive care patients. JAMA 1993; 270(20: 2478-86

Lemeshow S, Le Gall JR.: Modeling the severity of illness of ICU patients. A systems update. JAMA 1994; 272: 1049-55

 

Puntuación CAUDA 70 (Mortalidad intrahospitalaria en agudizaciones de la EPOC)

 Puntuación CAUDA 70 (Mortalidad intrahospitalaria en agudizaciones de la EPOC)

 

 

CAUDA 70 - Probabilidad de exitus en agudizaciones de EPOC


Confusión:
Acidosis (pH menor de 7.35):
Urea mayor de 7 mmol/L :
Puntuación Disnea igual o mayor de 4:
Albúmina menor de 35g/L:
Edad mayor de 70 años:




Puntuación CAUDA70

Probabilidad de Exitus %



Se trata de un reciente sistema de puntuación, destinado a evaluar la probabilidad de muerte de los enfermos con agudizaciones de EPOC, basado en mediciones relativamente fáciles de obtener en poco tiempo tras el ingreso.
El sistema de puntuación fué desarrollado en un estudio que incluyó a los pacientes afectos de EPOC que habían desarrollado una agudización en 11 hospitales del Reino Unido. la cohorte de validación incluyó a 1032 pacientes. El "score", basado en 6 variables clínicamente disponibles: Acidosis, albúmina, urea, presencia de confusión, grado de disnea, y edad. Este sistema mostraba una fuerte discriminación , con un área bajo la curva ROC de 0.84. Se realizó una validación posterior en otros 312 pacientes. Según los autores, esta discriminación excede a la de otros sistemas de puntuación anteriormente utilizados (CURB65, CRB65 y BAP-65).
En el sistema se incluye como parámetro la valoración del grado de disnea. Este está basado en el MRC Dyspnoea Score, y CAUDA 70 toma en cuenta solamente los dos últimos grados:
4. El individuo debe detenerse tras caminar 100 metros, o después de pocos minutos en un terreno llano
5. Demasiada disnea para salir de casa, o disnea cuando en individuo se viste o desviste
(ver Referencias).

Referencias:


Archibald R., Chalmers J., Fardon T., et al: Prediction of In-Hospital Mortality in acute Exacerbations of COPD. Scottish Universities Medical Journal 2012; 1(2): 129-139
Fletcher CM, Elmes PC, Fairbairn AB, et al.:. The significance of respiratory symptoms and the diagnosisof chronic bronchitis in a wasting population. BMJ 1959;2:257-266

 

Reposición Hídrica en las Hipernatremias

 Reposición hídrica en las Hipernatremias

 

Corrección Déficit de Agua en hipernatremia


Sexo y edad paciente:

introduce peso en kg:
introduce Na sérico actual en mEq/L:
introduce Na sérico deseado en mEq/L:

Suero con el que desea tratar la hipernatremia:

Elija la velocidad de cambio del Na sérico que desea en mEq/L por hora:

 mL/h durante   horas

La hipernatremia- un sodio sérico superior a 145 mmol/L- es un transtorno electrolítico bastante común. A diferencia de la hiponatremia, la hipernatremia significa de forma invariable una hiperosmolaridad, que, a causa de la impermeabilidad de las membranas celulares al sodio, es siempre hipertónica, y también, de forma inexorable causa deshidratación celular, en algunos casos transitoria. A menudo es un transtorno yatrógeno, y aparece con frecuencia en el entorno hospitalario. Las causas son, o bien una pérdida excesiva de agua, o una entrada excesiva de sodio. Las hipernatremias prolongadas aparecen solamente cuando el enfermo no es capaz de beber la cantidad suficiente de agua, sea por problemas psíquicos, por el entorno- caso de los enfermos dependientes- o defectos en la sensibilidad a la sed, como en muchos ancianos. La fiebre es también un componente habitual en este síndrome, a causa del aumento de las pérdidas de agua libre o muy hipotónica que representa. Si bien en los niños aparecen síntomas más tempranos, en los sujetos de edad avanzada a menudo no aparecen hasta que los niveles de sodio no exceden los 160 mmol/L, excepto en casos de ascenso muy rápido. Una gran parte de las manifestaciones son de orden psíquico, a menudo difíciles de valorar por problemas previos del mismo tipo. Sin embargo, en casos graves, y a menudo por una reposición inapropiada o excesivamente rápida de Na pueden aparecer lesiones cerebrales graves, incluso de tipo hemorrágico, incluso la muerte, por más que el cerebro tiene mecanismos defensivos para lidiar con la hiperosmolaridad sérica.

El tratamiento debe ser muy cuidadoso, y se basa, por supuesto, en la solución del transtorno causante: pérdidas gastrointestinales, fiebre elevada, hiperglucemias y glucosurias, eliminación de diuréticos o productos que arrastran agua en las heces, dieta, etc, y en segundo lugar, con una reposición muy cuidadosa. La corrección rápida empeora el pronóstico, sobre todo, por aumento del riesgo de edema cerebral. Solamente en los casos de que la hipernatremia se haya desarrollado con gran rapidez, puede reponerse el agua faltante de forma que la concentración de sodio descienda en 1 mmol/L por hora. En el resto de los casos, o en aquellos en que la fecha de comienzo sea desconocida, es más prudente no pasar en las primeras horas de un descenso más rápido de 0.5 mmol/L, acercándose a un ascenso máximo de 10 mmol/L/día. Como ocurre en el tratamiento de las hiponatremias, lo ideal es evaluar varias veces al día la evolución, y adaptar la reposición acuosa de forma progresiva, manera de evitar el edema cerebral que aparece cuando la reposición es rápida y la hipernatremia es de larga evolución. Esperamos que este calculador que os ofrecemos ayude a cumplir este propósito. Los sueros de reposición incluidos en el calculador son todos hipotónicos, y existentes en nuestro País, excepto el suero fisiológico, que aunque se incluye, lo es solamente porque en ocasiones, si la situación de compromiso circulatorio es importante, es posible que sea precisa su utilización, al menos de forma muy temporal. Hay que decir también que el aporte más adecuado, si es posible, es la vía digestiva-oral o mediante sonda, y que hay que evaluar el aumento de las pérdidas insensibles y las pérdidas por fiebre, por lo que, a las cantidades calculadas, habría que añadir las del agua correspondientes a estas pérdidas.

 Referencias:

Adrogue HJ, Madias NE. Primary Care- Hypernatremia. NEJM 2000;342(20):1493-1499

 

Riesgo de fracaso de la VNI en las agudizaciones de la EPOC

 Riesgo de fracaso de la VNI en las agudizaciones de la EPOC

 

 

Fallo VMNI al ingreso en EPOC descompensada (Confalonieri, 2005)

Evaluación datos de ingreso:
Evaluación datos a las 2 horas del ingreso:
pH al ingreso:
APACHE II ingreso:
Puntuación Glasgow:
Frecuencia Respiratoria:




Probabilidad fallo VMNI estimada %


Se trata de un instrumento para evaluar la posibilidad de fracaso de la Ventilación Mecánica No Invasiva en pacientes con una agudización de su Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica. Fué desarrollado por el grupo de Confalonieri,que estratificó este riesgo en 1033 pacientes consecutivos ingresados en varios hospitales italianos con Servicios de Neumología experimentados (Trieste, Modena, Roma, Palermo, Turín y Bergamo), que incluían dos UCI, seis unidades de Cuidados Intermedios Respiratorios, y cinco Unidades de Medicina Interna. En este grupo, la aplicación de VMNI tuvo éxito en 797 de los pacientes.

Los investigadores utilizaron parámetros de relativamente fácil disponibilidad al ingreso de los pacientes, o poco tiempo después (GCS, APACHE II, Frecuencia Respiratoria y pH sanguíneo, seleccionados tras hacer una evaluación mediante regresión logística de aquellos parámetros que mayor significación tenían. El modelo muestra un Area bajo curva ROC de 0.88.
Curiosamente, en lugar de desarrollar una ecuación de regresión, como se hace en otras ocasiones, plasmaron los resultados en dos tablas de entrada cuádruple, que mostraban, en razón de los valores del enfermo evaluados bien al ingreso, o tras dos horas de estancia en el hospital, las probabilidades de fracaso de la VMNI del enfermo.
Nuestro trabajo, pues, ha sido "traducir" esta tabla a un calculador que efectúa el trabajo. El mismo calculador sirve para los valores tomados al ingreso del paciente, y también para los evaluados tras las dos primeras horas de tratamiento hospitalario. Simplemente hay que marcar el botón correspondiente, para que el programa adapte su salida.
Se trata de uno de los escasos modelos de predicción sobre los resultados de la hospitalización por agudización de EPOC con diseño prospectivo y validación externa (ver trabajo de revisión de Steer y cols (2010)) de que disponemos, por lo cual nos ha parecido interesante incluirlo en nuestra colección.

Referencias:


Confalonieri M, Garuti G., Cattaruzza M.S. et al.: A chart of failure risk for noninvasive ventilation in patients with COPD exacerbation. Eur Respir J 2005;25:348-355
Steer J, Gibson GJ, Bourke SC.: Predicting outcomes following hospitalization for acute exacerbations of COPD. Q J Med 2010; 103:817-829

Behavioral Pain Scale (BPS)

 Behavioral Pain Scale (BPS)

 

 

Behavioral Pain Scale (BPS)

Behavioral Pain Scale (BPS)

Expresión facial
Movimientos del miembro superior
Tolerancia con la ventilación mecánica



Puntuación BPS


 Se trata de una Escala para intentar la evaluación del dolor de los pacientes en Cuidados Intensivos que no pueden manifestarlo con otros tipos de escalas, debido a que están sedados y/o sometidos a ventilación mecánica. Es relativamente sencilla, ya que es la suma de tres subescalas cuyos items tienen una determinada valoración, en un rango de 1 a 4 - expresión facial, movimientos de los miembros superiores, y tolerancia a la ventilación mecánica- .

Permite evaluaciones periódicas, y parece haber demostrado buena correlación interna, varía con las maniobras de cuidados de enfermería o exploraciones médicas de una forma consistente, y también tiene buena correlación entre distintos observadores. 

A diferencia de otras escalas, no hay valoración específica de los estados intermedios entre la puntuación más baja- 3 , ausencia de dolor- y la más alta -12, dolor intenso- y en los estudios de evaluación se ha visto que un porcentaje importante de los enfermos tienen un mínimo habitual de 4 puntos, por lo que algunos autores indican que ello puede ser debido a la incomodidad de cualquier tipo que un paciente soporta en su ingreso en la UCI (movilizaciones, inmovilización de algunas zonas, punciones, catéteres, aspiraciones, maniobras exploratorias, etc.)

Referencias:

Aissaoui Y, Zeggawagh A A, Zekraoui A, et al.: Validation of a behavioral pain scale in critically ill, sedated, and mechanically ventilated patients. Anesth Analg 2006; 101(5):1470-1478

Ahlers SJ, van der Veen AM, van Dijn M, et al.: The use of the behavioral pain scale to assess pain in conscious sedated patient. Anesth Analg 2010; 110(1): 127-133

Payen JF, Bru O, Bosson JL, et al.: Assessing pain in critically ill sedated patients by using a behavioural pain scale. Crit Care Med 2001; 29(2): 2258-63 

 

Información adicional