El programa de las distintas mesas de debate de nuestro 36º Congreso y 11ª Jornadas de Enfermería de UCI ha permitido conocer algunos de los principales avances en ámbitos de nuestro interés profesional. De este modo cabe destacar de forma especial la primera mesa del encuentro, conjunta tanto para compañeros de Medicina como Enfermería, y que giró sobre la sedonanalgesia y confort del paciente crítico.

En ella, la Dra. Carolina Giménez-Esparza, del Hospital Vega Baja de Orihuela abordó el Delirium y el Síndrome Post UCI, posibles secuelas físicas y psicológicas (a veces durante meses o incluso permanente) que le dificultan al paciente crítico recuperar una vida normal. No obstante, Giménez-Esparza señaló que “el delirium se puede evitar con detección precoz, medidas farmacológicas y no farmacológicas”. Respecto al Síndrome Post UCI, indicó que se podía prevenir evitando la sedación profunda y determinados medicamentos sedantes, prevenir el dolor, evitar aislamiento de pacientes, ampliar horario de visitas de pacientes o promover entretenimiento”, entre otros.

Completó esta mesa la Dra. Manuela García Sánchez, del Hospital Virgen Macarena, con una ponencia sobre el ritmo circadiano en UCI, esencial para las funciones biológicas, que cobra cada vez más importancia en el paciente crítico y que influye en la aparición del delirium.

Soporte extracorpóreo. ECMO en Medicina Intensiva

La segunda mesa de debate (específica para Medicina) abordó las novedades de ECMO en Medicina Intensiva. Abrió el turno de intervenciones el Dr. José Manuel Garrido, jefe del Servicio de Cirugía Cardiovascular del Hospital Virgen de las Nieves de Granada. Mostró los beneficios en parámetros de supervivencia que la terapia ECMO tiene en pacientes que sufren un mecanismo de muerte de causa cardiaca. Asimismo, también incidió en la gran importancia de elegir el momento de utilización del sistema ECMO. “El tiempo de acción marca la diferencia entre utilidad y futilidad. Es el elemento de mayor importancia en el diseño de un programa ECMO”, subrayó.

La Dra. Mª Paz Fuset, coordinadora de la Unidad de Asistencia Mecánica Cardiorespiratoria del Hospital La Fe de Valencia, mostró su experiencia en soporte extracorpóreo en paciente respiratorio. Un ejemplo a seguir y extender en nuestras unidades.

Cerró la mesa Domingo Daga, coordinador de trasplantes del Hospital Regional de Málaga, quien trató el uso de circulación extracorpórea normotérmica en la donación en asistolia. Dentro de la donación en asistolia hay distintas técnicas de preservación, siendo la Perfusión Regional Normotérmica, que optimiza el rendimiento del donante en cuanto al número y calidad de los órganos.

De forma complementaria, los compañeros de Enfermería abordaron la ‘Nutrición en el paciente crítico’, en la que intervino Eduard Nialet para tratar las necesidades nutricionales en el paciente crítico; así como Kimberley Buzzaccarini, enfermera de la UCI del Hospital Torrecárdenas de Almería, para tratar la administración de la nutrición.

El futuro del paciente séptico

El Dr. José Garnacho, jefe de la UCI del Hospital Virgen Macarena, fue el encargado de abrir la tercera mesa del congreso con una presentación en la que repasó las estrategias para la elección de la antibioterapia en la sepsis, las situaciones en la que hay que sospechar la participación de bacterias múltiples-resistentes así como tratamiento antibiótico una vez identificado germen.

Le tomó el testigo el Dr. Manuel Rodríguez Maresca, director de la UGC de Biotecnología del Hospital Torrecárdenas y director del Biobanco del Sistema Sanitario Público de Andalucía. En su caso, habló sobre guías electrónicas de resistencias locales y nuevos métodos de diagnóstico microbiológico. Asimismo, también destacó una herramienta electrónica de mapeo de resistencias bacterianas, lo que puede contribuir a mejorar los tratamientos antimicrobianos empíricos.

En el caso de Enfermería, trataron la donación de órganos, bien con el caso concreto de la provincia de Almería (de la mano de Mª Rosario Ortuño, enfermera coordinadora intrahospitalaria de trasplantes en el Hospital Torrecárdenas; y Elías Jurado, enfermero de la UCI del citado complejo almeriense, que profundizó en los cuidados del paciente donante

Hemostasia, esa gran olvidada (o desconocida)

La última mesa del congreso estuvo dedicada a la hemostasia. El Dr. Francisco Javier Rodríguez, hematólogo del Virgen Macarena, habló sobre monitorización de la coagulación, sobre tromboelastometría, analizando las tipologías y utilidades de los test viscolásticos, destacando asimismo su versatilidad, la rapidez de sus resultados o su mayor capacidad predictiva frente a los test clásicos de coagulación.

  

Por su parte, el Dr. Santiago Ramón Leal, intensivista del Hospital Virgen del Rocío,  ahondó en ‘Patient blood management en Medicina Intensiva’. A su juicio, esencial optimizar la eritropoyesis, minimizar la pérdida de sangre y optimizar la tolerancia a la anemia.

La ‘Humanización del paciente crítico’ fue el tema de la última mesa de la Jornada de Enfermería, en la que el Dr. Francisco Javier Lao, coordinador de la UCI del Torrecárdenas, explicó el modelo de humanización seguido en dicha unidad, mientras que su compañera, la enfermera Mª Pérez, explicó la restricción mecánica del paciente agitado/desorientado.